viernes, 26 de marzo de 2010

reconstrucción o no

Cuando una ciudad se cae a pedazos, primero hay que limpiar todos los escombros, buscar a los muertos, sanar a los heridos y comenzar todo otra vez, remontando lo que alguna vez estuvo en pie. Cuando una vida se desmorona, no hay muertos, el único herido es uno mismo, no hay casas que reconstruir, sólo el alma propia... nous replacer dans le monde o más  bien, reubicarnos en nuestro mundo...

Cuando nos quebramos, nos partimos en dos, el alma déchiré no nos pertenece, porque ya no tenemos mucho poder sobre nuestros sentimientos, ellos simplemente ocurren y se van.

Mi alma por estos días vaga por París y a veces nos perdemos, otros días nos encontramos, a veces jugamos a las escondidas, a veces nos vamos a recorrer mi barrio de Belleville.. otros días salimos a tomar fotos, pero tenemos muy claro que cualquiera de estos días nos peleamos y cada uno sigue su camino...




Un poco de los Guappecarto, mi primer descubrimiento parisino hace más de 5 años atrás...

1 comentario:

  1. Puestos a perderse, París no está mal, no? (tampoco Roma) :)

    ResponderEliminar